Proteger a tus hijos de la COVID-19 | Protecting your tamariki from COVID-19

Programa de vacunación contra la COVID-19 para niños de 5 a 11 años

Los padres y cuidadores tienen la oportunidad de proteger a sus hijos de entre 5 y 11 años contra la COVID-19 vacunándolos con una fórmula infantil (pediátrica) de la vacuna de Pfizer.

La vacuna que se utiliza en los niños es una versión infantil de la vacuna de Pfizer, versión que tiene una dosis más baja y un volumen menor.

Los niños deben recibir dos dosis de la vacuna para estar completamente protegidos. Recomendamos que la segunda dosis se dé al menos 8 semanas después de la primera. El intervalo se puede acortar a un mínimo de 21 días si es necesario, por ejemplo, si el niño va a empezar a recibir un tratamiento con inmunosupresores.

El Ministerio de Salud recomienda vacunar a los niños para mantenerlos a salvo y proteger a la familia y a la comunidad de la COVID-19.

Beneficios de la vacunación

La vacunación es una forma importante de proteger a los niños, al igual que protegerlos del sol o ponerles el cinturón de seguridad. Protege a los niños de muchas enfermedades graves y detiene la propagación de la enfermedad en la familia y la comunidad.

En Nueva Zelanda (Aotearoa), los niños reciben vacunas gratuitas contra 12 enfermedades, entre ellas la tos ferina, el sarampión y la poliomielitis.

Beneficios de la vacunación contra la COVID-19

Vacunar a los niños de entre 5 y 11 años ayuda a proteger a los miembros de la familia que son más vulnerables frente a la COVID-19 debido a su salud.

El virus de la COVID-19 puede ser impredecible. Si bien la COVID-19 suele tener efectos leves en los niños, con síntomas similares a los de un resfriado, algunos niños se enferman gravemente y requieren hospitalización. Los niños también pueden presentar complicaciones poco frecuentes, como el síndrome inflamatorio multisistémico, que puede requerir cuidados intensivos, y pueden sufrir efectos a largo plazo (lo que se denomina "COVID prolongada"), incluso después de un caso leve de COVID-19.

Al igual que los adultos, si el niño se infecta con el virus de la COVID-19, puede transmitírselo a otras personas.

Seguridad de la vacuna de Pfizer

La vacuna de Pfizer para niños de 5 a 11 años ha sido sometida a ensayos clínicos con niños de esa franja de edad. En general, los efectos secundarios notificados fueron leves, no duraron mucho y fueron similares a los de otras vacunas habituales.

Se recomienda que los niños que tienen alergias alimentarias también se den la vacuna. A diferencia de lo que ocurre con otras vacunas, la de Pfizer no contiene alimentos, gelatina ni látex.

La única razón por la que es posible que alguien no pueda recibir esta vacuna debido a una alergia es si ha tenido una respuesta alérgica grave (anafilaxia) a una dosis anterior de la vacuna de Pfizer o a un ingrediente de esta. La vacuna infantil (pediátrica) de Pfizer ha pasado por el mismo proceso riguroso de aprobación que otras vacunas infantiles habituales. No hay ningún ensayo clínico que no se haya llevado a cabo y no se han hecho recortes en las pruebas de seguridad.

Cómo preparar a los niños para la vacunación

  1. Alienta al niño a estar tranquilo. 
  2. Dale algo de comer y de beber.
  3. Ponle ropa que permita ver la parte superior del brazo y acceder a ella con facilidad.

Si el niño está un poco nervioso, puede llevar a la cita algo que le distraiga, como un peluche o un teléfono.

Si el niño ha tenido reacciones previas a las vacunas, avísale al vacunador, habla con el médico de tu familia antes de la cita o habla con un asesor capacitado en la línea de vacunación contra la COVID (0800 28 29 26).

Consentimiento

Uno de los padres, un cuidador o un tutor legal deberá acompañar al niño a la cita como adulto responsable y dar su consentimiento para que el niño sea vacunado.

En la cita, tanto el adulto como el niño pueden hacer todas las preguntas que quieran.

Efectos secundarios

Al igual que con cualquier otra vacuna, es probable que al niño le duela el brazo y que el lugar de la inyección se le enrojezca, se le inflame o le duela. Otras reacciones que se pueden presentar, normalmente en el transcurso de uno o dos días, son las siguientes:

  • dolor de cabeza
  • fiebre (sensación de calor)
  • náuseas (ganas de vomitar), vómitos, diarrea 
  • fatiga
  • malestar general (sentirse mal, sentir dolores y molestias).

Estos síntomas son normales y son un indicio de que la vacuna está funcionando. Fomentar el descanso y ofrecer abundantes líquidos ayudará.

Las reacciones graves a la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 son muy poco frecuentes y suelen producirse a los pocos minutos de la vacunación. Por esa razón, el niño y tú deberán permanecer en una zona de observación para que el personal sanitario controle al niño y se asegure de que reciba tratamiento médico si esto ocurre.

Los signos de una reacción alérgica grave pueden ser los siguientes:

  • dificultad para respirar 
  • hinchazón de la cara y la garganta 
  • latido cardíaco acelerado
  • sarpullido en todo el cuerpo 
  • mareos y debilidad.

Si notas que el niño presenta alguno de estos síntomas, infórmale al personal sanitario de inmediato. Si no estás en un centro de vacunación, llama al 111.

La miocarditis y la pericarditis son efectos secundarios muy poco frecuentes pero graves de la vacuna de Pfizer. En los ensayos clínicos no se observaron casos en niños de 5 a 11 años, pero es importante conocer los síntomas sin importar qué edad tenga la persona vacunada. Si el niño presenta alguno de los siguientes síntomas en los días o semanas posteriores a la vacunación, llama a un médico de inmediato.

Síntomas de miocarditis y pericarditis:

  • molestias, pesadez, opresión o dolor en el pecho
  • dificultad para respirar 
  • sensación de que el corazón aletea o late rápido o con fuerza
  • sensación de debilidad, aturdimiento o mareo.

Agendarse o presentarse sin cita

Las vacunas contra la COVID-19 son gratuitas para todos. A partir del 17 de enero, los padres o cuidadores pueden acudir con su hijo a una clínica donde se vacune sin cita previa, o pueden utilizar BookMyVaccine.nz (external link) para vacunarse con su prestador habitual de servicios médicos, con su hauora o con su médico de cabecera. Hay que seleccionar la franja de edad correcta.

Si deseas agendar a más de un niño o si no puedes agendarte en línea, llama a la línea de vacunación contra la COVID-19 al 0800 28 29 26 (de 8:00 a 20:00, los 7 días de la semana). Te agendaremos y responderemos tus preguntas.

Hay intérpretes disponibles.

Niños con discapacidad

El Equipo de Discapacidad está disponible de lunes a viernes, de 8:00 a 20:00. Ellos apoyarán a tu familia y pueden programarte una cita de vacunación. Pueden responder las preguntas que tengas sobre las necesidades de tu hijo, por ejemplo, sobre la accesibilidad, las opciones de transporte gratuito o los efectos que la vacuna pueda tener en él.

Más información

Para obtener más información y enlaces a material sobre las investigaciones, visita:

¿Tienes preguntas sobre la vacuna?

Habla con un asesor capacitado en la línea de vacunación contra la COVID: 0800 28 29 26
de 8:00 a 20:00, los 7 días de la semana.

Proteger a tus hijos de la COVID-19 | Protecting your tamariki from COVID-19 [PDF, 1.4 MB]

Last updated: at