Cómo actúa la vacuna contra la COVID-19 | How the vaccine works

La vacuna contra la COVID-19 es gratuita y voluntaria, y está disponible para todas las personas de 12 años o más que se encuentran en Nueva Zelanda.

Visita Book My Vaccine o llama a la línea de vacunación contra la COVID-19 para agendarte.

La vacuna contra la COVID-19 es gratuita y voluntaria, y está disponible para todas las personas de 12 años o más que se encuentran en Nueva Zelanda.

Cuando te vacunas, proteges tu propia salud y reduces el riesgo de transmitir la COVID-19 a tu familia, tus amigos y la comunidad.

Una vez que la persona está completamente vacunada, es mucho menos probable que se enferme de gravedad.

La vacuna enseña al sistema inmunitario a reconocer y combatir el virus.

Aquí encontrarás información importante sobre cómo actúa la vacuna.

Las vacunas de ARNm

La vacuna de Pfizer es una vacuna de ARNm. Contiene el código genético de una parte importante del virus SARS-CoV-2 (COVID-19), que se denomina proteína espicular. Las proteínas espiculares son las pequeñas puntas que hay en la superficie del virus.

Una vez que te has vacunado, el organismo lee el código genético y hace copias de la proteína espicular.

El sistema inmunitario detecta estas proteínas espiculares y aprende a reconocer y combatir la COVID-19. Sabe que tiene que atacar al virus para evitar que se propague por el organismo.

Posteriormente, el código genético de la vacuna se descompone y es eliminado muy rápida y fácilmente por el organismo. 

Datos importantes que se deben saber sobre las vacunas de ARNm

La vacuna no transmite la COVID-19

Las vacunas de ARNm no contienen ninguna parte del virus que causa la COVID-19, ni ningún otro virus activo, inactivo ni desactivado.

La vacuna no afecta el ADN

Las vacunas de ARNm no afectan ni interactúan con el ADN ni los genes: nunca ingresan en el núcleo de la célula, que es donde el ADN se guarda. 

Las vacunas de ARNm se vienen desarrollando desde hace décadas

Las vacunas de ARNm se han desarrollado gracias a una importante colaboración internacional.

Los investigadores han estudiado y trabajado con vacunas de ARNm durante décadas. Esto incluye estudios relacionados con vacunas contra la gripe, el virus del Zika, la rabia y el citomegalovirus (CMV).

Los científicos también han investigado infecciones por coronavirus en el pasado, como las provocadas por el SARS y el MERS. Una vez que los científicos identificaron el coronavirus que causa la COVID-19, adaptaron rápidamente la tecnología a él.

Aunque se trata de una tecnología relativamente nueva, esta vacuna ha pasado por todos los controles y normas de seguridad habituales.

Esto incluye los ensayos clínicos internacionales que ayudan a demostrar la eficacia y la seguridad de las vacunas. La vacuna de Pfizer se está utilizando en todo el mundo, y su eficacia y seguridad se controlan de forma continua y estrecha.

Last updated: