La vacuna y el trabajo | Vaccination and your job

La vacuna contra la COVID-19 es gratuita y voluntaria, y está disponible para todas las personas de 12 años o más que se encuentran en Nueva Zelanda.

Visita Book My Vaccine o llama a la línea de vacunación contra la COVID-19 para agendarte.

Actualmente, la mayoría de los trabajos en Nueva Zelanda pueden ser realizados por personas que aún no se han vacunado.

Averigua qué ocurre si el trabajo que haces debe ser realizado por alguien que se haya vacunado contra la COVID-19.

Tu empleador debe proteger tu privacidad

Tu empleador no puede decirle a nadie si te has vacunado o no, a menos que tenga tu permiso para hacerlo o que en la Ley de Privacidad se establezca una excepción.

No tienes obligación de informar a tu empleador sobre si te has vacunado o no, ni sobre el motivo por el que no te has vacunado si has decidido no hacerlo.

Si la función que desempeñas solo puede ser ejercida por una persona vacunada y tú decides no decir si te has vacunado o no, tu empleador puede tratarte como si no te hubieras vacunado, pero tendrá que decirte que eso es lo que está haciendo.

Si el trabajo que haces debe ser realizado por una persona vacunada

Si tu empleador considera que por motivos de salud y seguridad un trabajo determinado solo puede ser realizado por una persona vacunada, debe hacer primero una evaluación del riesgo de exposición a la COVID-19. La evaluación debe llevarse a cabo en colaboración con los trabajadores, los sindicatos y otros representantes.

En la evaluación de riesgos habrá que tener en cuenta lo siguiente:

  • la probabilidad de que el personal tenga contacto con la COVID-19 al desempeñar su función;
  • las posibles consecuencias de ello, por ejemplo, la transmisión comunitaria.

WorkSafe proporciona orientaciones más detalladas sobre las evaluaciones de riesgos.

Evaluar si una función específica debe ser desempeñada por personal vacunado (external link)

Se siguen aplicando las obligaciones de la legislación laboral vigente, lo que supone:

  • modificar las condiciones de empleo mediante acuerdo;
  • participar de buena fe en las consultas;
  • evitar la discriminación ilícita de los trabajadores por el hecho de si se han vacunado o no;
  • no tomar medidas que puedan perjudicar injustificadamente a los trabajadores en función de si se han vacunado o no.

Trabajar en un entorno de alto riesgo en la frontera o en un centro de aislamiento y cuarentena gestionados

Aunque la vacunación no es obligatoria y las personas son libres de decidir si desean vacunarse contra la COVID-19 o no, el trabajo que se lleva a cabo en los centros de aislamiento y cuarentena gestionados o en entornos de alto riesgo en la frontera debe ser realizado por personas que se hayan vacunado contra la COVID-19. Esto incluye a los trabajadores públicos de las aeronaves, los puertos y los aeropuertos internacionales.

Hay algunas excepciones. Por ejemplo, una persona no vacunada puede ser autorizada a entrar y realizar un trabajo cuando este sea necesario para preservar o proteger la vida, la salud o la seguridad de una persona en caso de emergencia, o cuando así lo autorice o exija la ley.

Requisitos de vacunación que se aplican al personal que trabaja en entornos fronterizos de alto riesgo

Cómo afrontar un conflicto

Si usted y su empleador no están de acuerdo sobre si un trabajo determinado solo puede ser llevado a cabo por una persona vacunada, se puede acceder al Servicio de Resolución Anticipada. Este servicio ofrece un proceso gratuito e informal para tratar de resolver los problemas.

Servicio de Resolución Anticipada (external link)

Más información

La vacunación contra la COVID-19 y el empleo - Departamento de Empleo de Nueva Zelanda (Employment NZ) (external link)

Last updated: