Vacunarse contra la COVID-19: qué esperar | Getting your COVID-19 vaccine: What to expect

Las vacunas son una de las formas de combatir la pandemia de COVID-19 y proteger el bienestar de nuestras comunidades.

La vacuna contra la COVID-19 es gratuita y voluntaria, y está disponible para todas las personas de 12 años o más que se encuentran en Nueva Zelanda.

Visita Book My Vaccine o llama a la línea de vacunación contra la COVID-19 para agendarte.

Protección

Las vacunas contra la COVID-19 son gratuitas y están disponibles para todas las personas que se encuentran en Nueva Zelanda.

Las vacunas protegen tu salud y previenen la enfermedad haciendo que las defensas naturales del organismo estén preparadas para combatir el virus en caso de exposición.

La vacuna contra la COVID-19 hace que el sistema inmunitario produzca anticuerpos y células sanguíneas que actúan contra el virus que provoca la enfermedad.

Vacunarte contra la COVID-19 es un paso importante que puedes dar para protegerte de los efectos del virus.

Una vez que te hayas vacunado, debes seguir tomando precauciones para evitar que la COVID-19 se propague. Lávate y sécate bien las manos. Tose o estornuda en el pliegue del codo y quédate en casa si te sientes mal. Esto te ayudará a proteger tu propia salud, y a proteger a tu whānau y a los demás.

Sigue utilizando la aplicación de seguimiento de la COVID-19 y activa la función Bluetooth de tu teléfono; también es conveniente que te pongas un tapabocas o una mascarilla.

Seguridad

Medsafe solo autoriza el uso de una vacuna en Nueva Zelanda cuando considera que es lo suficientemente segura y eficaz. Todas las vacunas contra la COVID-19 serán sometidas a las mismas pruebas de seguridad y deberán cumplir las mismas normas estrictas.

La vacuna de Pfizer

Esta vacuna no te transmitirá la COVID-19. Tendrás que darte dos dosis, con un intervalo mínimo de tres semanas entre una y otra. Para garantizar la mejor protección, debes recibir las dos dosis de la vacuna.

Si no puedes acudir a tu cita, reprográmala lo antes posible.

Aspectos para tener en cuenta antes de vacunarse

Si alguna vez has tenido una reacción alérgica grave o inmediata a alguna vacuna o inyección, coméntaselo a la persona que te vaya a vacunar.

Si estás tomando medicamentos anticoagulantes o tienes algún trastorno hemorrágico, comunícaselo a quien te vaya a vacunar.

Si estás embarazada, habla con quien te vaya a vacunar, o con tu médico de cabecera o partera.

Actualmente no ofrecemos la vacuna de Pfizer a los menores de 12 años.

Si tienes síntomas de COVID-19, hazte un test y quédate en casa hasta que tengas los resultados. Te puedes vacunar una vez que el resultado del test sea negativo.

¿Qué pasará después de que me vacune?

Después de vacunarte deberás esperar al menos 20 minutos para que el personal médico pueda comprobar que no hayas hecho ninguna reacción alérgica grave.

Si en el pasado has presentado reacciones graves a las vacunas o a otros productos, o si después de vacunarte tienes que hacer un recorrido largo, es posible que debas permanecer en observación durante más tiempo.

Posibles efectos secundarios

Como todos los medicamentos, la vacuna puede provocar efectos secundarios en algunas personas. Estos son normales, suelen ser leves, no duran mucho tiempo y no te impedirán tomar la segunda dosis ni seguir con tu vida diaria.

Las reacciones más frecuentes son el dolor en el lugar de la inyección, el dolor de cabeza, y la sensación de cansancio o fatiga.

También pueden aparecer dolores musculares, malestar general, escalofríos, fiebre, dolores articulares y náuseas. Esto demuestra que la vacuna está actuando. Estos efectos se presentan con más frecuencia después de la segunda dosis.

Algunos efectos secundarios pueden afectar temporalmente tu capacidad para conducir o utilizar maquinaria.

Es cierto que se producen reacciones alérgicas graves, pero estas son muy poco frecuentes y el personal de vacunación está capacitado para tratarlas.

Más apoyo e información

Si tienes síntomas que podrían estar relacionados con la COVID-19, como una tos persistente que no tenías anteriormente, temperatura elevada/fiebre, o una pérdida o cambio en el sentido del gusto u olfato normal, quédate en casa y hazte el test de la COVID-19.

Si tienes dudas sobre los síntomas o si estos empeoran, llama a la línea de salud Healthline al 0800 358 5453.

Si te preocupa tu seguridad inmediata, llama al 111 y diles que te has vacunado contra la COVID-19 para que puedan evaluarte correctamente.

Es importante obtener la información correcta

Debes tener en cuenta que en las redes sociales y otros sitios circula información incorrecta.

Para obtener información precisa y confiable, consulta los siguientes sitios:

covid19.govt.nz/vaccine

health.govt.nz/covid-vaccine (external link)

O llama a la línea de salud Healthline al teléfono 0800 358 5453.

Last updated: